Historia

Lo que aquí queremos contaros, no es solo la historia del pueblo de Facheca. Si lo hiciéramos de esa forma, no podríamos recular más allá de la época medieval.

Lo que aquí os contaremos, es lo que sabemos de las culturas que, al paso del tiempo, han ocupado las tierras que hoy pertenecen al término municipal de Facheca. Por hacerlo, hemos espigado en restos diversos (cerámicas, monedas…) y documentos históricos.

Lo que sabemos es, de cualquier forma, solo una pequeña parte del que fue.

 

El espacio, el territorio

Como bien sabemos, el término de Facheca se distribuye entre dos montañas, Serrella al sur y Alfaro al norte. Las dos forman parte de un sistema de montañas más grande, el Penibético. La Serrella es una montaña más joven, mientras que Alfaro tiene una geología más envejecida. En el medio de las dos queda un pequeño y estrecho valle de donde nace el río Gorgos (parte del término incluye también el extremo del Valle de Ceta con el río del mismo nombre).

En resumidas cuentas, es un territorio, de los que se dicen, de la media montaña mediterrànea, próximo a la mar, y que hoy aparece como muchas otras partes del mediterráneo, intensamente trabajado y transformado por el hombre.

 

Los primeros pobladores

En la comarca hay indicios claros de la presencia del hombre de nearthental, de eso hace al menos 100.000 años. Los encontramos en el abrigo del Salto a Alcoy o en la Cueva Beneito de Muro.

 

Pero… ¿cuándo pasó el hombre por primera vez por el actual término de Facheca?

Es posible que las tierras que hoy comprenden Facheca fueran visitadas por los neanthertals, y por grupos de los primeros humanos como nosotros (renombrados sapiens sapiens), al paleolítico, en sus desplazamientos cazando. Pero no tenemos ninguna constancia arqueológica hasta el final del paleolítico (ahora hace unos 8000-10.000 años) y la encontramos en la Cueva de Bernat.

En Bernat, se ha encontrado un conjunto de útiles que incluyen raspadores, llaminetes, puntas… fabricados y utilizados por los cazadores por sus trabajos de cada día: cortar carne, preparar pieles, trabajar la madera…

 

¿Quién era y de qué vivía la gente de la Cueva de Bernat?

Eran grupos de cazadores, organizados en bandas (no más de cincuenta personas) que vivían en constante movimiento siguiendo los ganados de cabras, ciervos y otros animales que cazaban por comer y vestirse.

No sabemos cierto el aspecto que tendrían, pero podemos hacer una aproximación basándonos en grupos similares que aún existen al mundo.

 

Los primeros labradores

La llegada de los primeros labradores (probablemente por mar) a la comarca, hace al menos 6000 años, provocó un cambio profundo en las poblaciones locales. Poco a poco, dejaron de vivir solo de cazar y aprendieron a trabajar la tierra, estableciéndose de forma más permanente. La generalización de la agricultura tardó cientos de años en nuestra zona y fue sin duda un proceso apasionante.

Parte de ese proceso es la aparición y generalización de las pinturas rupestres que hay en los abrigos de la zona.

En nuestras comarcas se encuentra una de las concentraciones de pintura rupestre más grandes de Europa. Se han clasificado de tres tipo: macroesquemático, levantino y esquemático.

 

¿Qué pinturas encontramos en Facheca?

En Facheca encontramos pinturas del tipo renombrado esquemático. Son motivos de trazo sencillo que representan puntos, barras, estrellas (puede ser el sol) y a veces la figura humana o algún animal.

 

¿Cuándo aparecen exactamente?

Los especialistas proponen, para el arte esquemático, unas cronologías muy anchas. Parece que las pinturas esquemáticas estarían haciéndose ya hace seis mil años, y continuarían haciéndose hasta al menos el final del tercer milenio antes de la nuestra era (es decir hace ahora unos cuatro mil años).

 

¿Quién las hizo?

Como hemos dicho, parece claro que los autores eran ya agricultores. Es muy probable que las pinturas las hicieran “hombres santos” o alguna persona del grupo a la que se le reconocía cierta capacidad de intermediar con los dioses o fuerzas de la naturaleza.

 

El período de los metales

El descubrimiento y difusión de las técnicas de trabajo con metales marca el final del neolítico. La aparición de herramientas de metal permitía trabajar mejor la tierra, hacer armas más fuertes, acumular más poder.

La gente vivía ya en poblados de pequeño tamaño y que solían encontrarse en lugares altos por defenderse mejor. De cualquier forma, cabe pensar que habrían muchas aldeas en plano trabajando la tierra de los alrededores (habrían ya bancales) y paciendo los ganados.

En Facheca hay de momento pocos indicios claros de la primera época de los metales, hace entre 3000 y 4000 años. Se podrían atribuir a este período los grabados del cementerio. Se trata de dos conjuntos que representan círculos y líneas grabadas en la roca. Podrían representar marcas territoriales (como si fueran hitos…) o puntos con valor simbólico para la comunidad.

 

Los íberos

Podemos decir que existe una cultura ibérica a partir del siglo VI antes de nuestra era, es decir, hace unos 2600 años.

Los íberos conocían ya el trabajo con el hierro, el turno y la escritura.

En Facheca , en los Brovalets, se encuentran restos que casi seguro pertenecen a uno de estos “massos” ibéricos. No hemos encontrado ninguna estructura, pero si numerosos restos cerámicos.

 

¿Cómo sería la vivienda del Brovalet?

Con todas las reservas, podríamos decir que lugares como el que piensan que habría en el Brovalet, estarían compuestos por una pequeña agrupación de casas sencillas, de tejado llano, con paredes de base de piedra y muro de adobo de fango. Habrían varias habitaciones separadas (por trabajar, por guardar el grano o los animales).

 

Romanización

A finales del siglo III antes de nuestra era (hace ahora 2300 años), el ejército romano se hace definitivamente con el control de la Península Ibérica al vencer en Cartago.

El poblado ibérico es sometido y los romanos fuerzan su abandono haciendo bajar a la gente al plano por controlarlos mejor. Los íberos fueron poco a poco perdiendo su cultura, mientras adquirían la romana.

 

¿Qué encontramos en Facheca de los romanos?

La zona donde se encuentra el término de Facheca parece pasar en la época romana a ser marginal. Muy probablemente fuera un espacio de paso poco transitado.

Hacia el final del imperio -hace ahora unos 1600 años-, la inseguridad en las ciudades provoca la huida al campo. En algún lugar del plano encontramos restos de cerámica romana que estarían probablemente relacionadas con un asentamiento rural -una villa quizá- ocupada durante este período.

De entre los hallazgos de Cabeza del Plano, hay una moneda. Se trata de una pieza republicana, fechada al siglo II y antes de nuestra era.

 

Los primeros cristianos

La fe cristiana se expande a partir del siglo IV, hace unos 1500 años, por todos los dominios del antiguo imperio romano. Los invasores bárbaros, en nuestra zona los visigodos, la tomarán como propia.

Ni en Facheca ni en la comarca hay de momento apenas documentación de este período. Sabemos que parte de la costa fue ocupada por Bizancio, y que, por tanto, el término de Facheca estaría en una zona fronteriza entre los territorios visigodos y el dominio de Bizancio, pero poco más.

 

La llegada de los moros

En el siglo VIII (hace 1200 años), la Península Ibérica fue conquistada por los musulmanes.

Para nuestras comarcas este es un período muy importante. Se configuró la estructura de poblamiento actual -la distribución de los pueblos y su nombre- y en cierta forma, se adoptaron muchas de las particularidades del territorio que aún hoy se pueden ver.

En Facheca “los moros” construyeron bancales, hicieron huertos, y se establecieron. Sabemos que vino a la zona mucha población de origen bereber, hemos encontrado algunas cerámicas en el Brovalet que parecen tener ese origen.

 

La conquista cristiana

Hacia la mitad del siglo XIII (1240-47) las tropas catalano-aragonesas de Jaume I, atravesaron el Júcar y ocuparon la zona. Los valles vivieron unos años de resistencia frente a los invasores de la mano de Al-Azrak, un musulmán establecido en Alcalá, pero finalmente la población musulmana fue sometida y pasó a vivir bajo dominio y ley cristiana.

 

¿Qué sabemos de Facheca en esa época?

La conquista cristiana produjo la huida de miles de musulmanes de un lugar a otro del territorio valenciano y fuera de él. Los que se quedaron, pasaron a llamarse mudéjares y se les permitió mantener su religión a pesar de que, como cabía esperar, sus condiciones de vida en un territorio dominado por los cristianos empeoraron mucho.

Es en ese contexto donde nos aparece la primera mención a un lugar renombrado Facheca . La vemos en un documento del siglo XIV junto a otros pueblos del Valle de Ceta. Sería una de las muchas alquerías musulmanas de las que desconocemos el momento exacto de la fundación, pero que probablemente existían ya cuanto los cristianos llegaron.

De otros lugares del término de Facheca también de fundación musulmana, como la Salema, solo hemos podido constatar que había una construcción hecha por los musulmanes, pero no se ha podido encontrar ninguna referencia documental hasta ahora.

 

Tierra de castillos

A lo largo del período medieval la inseguridad y la guerra forzaron a musulmanes y cristianos a construir numerosos castillos y torres en la comarca del condado.

En el término de Facheca tenemos restos de dos de estas construcciones: el Castillo del Pla de la Casa y el de la Fuente del Cuquero.

 

¿Quién los hizo?

El Castillo del Pla de la Casa, como el de la Fuente del Cuquero, es una construcción de época musulmana que parece haber funcionado entre los siglos XI y XIII.

 

¿Para qué servían?

Torres y castillos son utilizados para el control militar del territorio (para la defensa y el resguardo). A menudo actuaban también como referente administrativo, así, el Castillo de Xeroles englobaba los actuales términos -y sus habitantes- de Tollos, Facheca y Famorca.

 

¿Cuándo se abandonaron?

No sabemos muy bien cuál fue el final de los restos de la Fuente del Cuquero. La torre del Plan de la Casa (si se confirmara que es el Castillo de Xeroles) se habría abandonado poco después de la conquista cristiana (en el 1270 ya no se cita a los documentos).

 

El último cambio

Nuestra comarca mantuvo su población mayoritariamente musulmana (excepto en lugares como Alcoy o Penàguila) a lo largo de los siglos XIV, XV y XVI. ”Los moros” trabajaban bien y los señores cristianos los protegían y no tenían ningún interés en que fueran expulsados. A pesar de todo, en el siglo XVI,  se produjeron muchas revueltas -renombradas germanías- que forzaron la conversión forzosa al cristianismo de las comunidades musulmanas (que ahora se llamarían moriscos en vez de mudéjares) y finalmente su expulsión.

La expulsión de los moriscos se produjo en el 1609. En el mes de septiembre, las comunidades musulmanas como Facheca recibieron la orden de abandonar sus casas y tierras y dirigirse al puerto que estuviera más cerca, en nuestro caso Dénia. Como era de esperar la gente -de Facheca y de todas las alquerías de les cercanías- se rebelaron, haciéndose fuertes en el Valle de Laguar, pero en pocos días -muertos de hambre y desesperados- acabaron por aceptar la situación y se embarcaron en Dénia, hacia Argelia u otros destinos.

 

¿Qué sabemos de los moros que vivían en Facheca ?

Sabemos muy poco de la comunidad musulmana que vivió en Facheca . Está claro que se dedicaban básicamente al trabajo de la tierra (huerta, trigo, maíz, aceite…), que tendrían muy posiblemente una mezquita, que mantenían su propia justicia, y es casi seguro que hablaban en árabe y mantuvieron bastante intacta su cultura hasta el mismo momento de la expulsión. No tenemos nombres concretos, pero seguro habían Fátimas, Hamets y Alís entre los nombres de esa época.

 

¿Qué pasó después de la expulsión?

El pueblo y el término quedaron vacíos más de un año. La recogida se perdió y la desolación se generalizó. Los señores buscaron desesperadamente nuevos pobladores de donde fuera. Se les prometía una casa, tierras y pocos impuestos.

 

Y vino nuestra gente

A principios de 1611 se pueden ver ya los nuevos pobladores. Los nombres se conservan en uno de los libros de la iglesia, el que recoge bautizos, bodas, confirmaciones, muertos… La procedencia es bastante variada: Alcoy, Xàtiva, Mallorca… Hay apellidos como Piera, Navidad, Colina, Palacio, Alemán… Son la raíz de muchos de los que hoy aún viven en el pueblo y otros que no viven, pero descienden.

Facheca

Facheca